Escena cotidiana. Prolongación. Dolor

Oye, me gustó como me mirabas anoche. Creo que me deseas con toda tu alma pero no te atreves a decir ni media palabra. Ni siquiera te atreves a pensarlo. Y eso se nota en las expresiones tan raras que pones a veces. Sé que puede sonar raro, porque apenas me conoces. Por eso quiero proponerte algo. Un ejercicio de canibalismo de primer orden. No es gran cosa. Sólo quiero que me comas y que yo te coma después. Pura abstinencia. Puro goce.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s