cmzmcptw8aimonb-jpg-large

Escena cotidiana. Prolongación del dolor

Oye, me gustó cómo esperabas hoy en la sala de espera. Los gestos y movimientos que repetías, los candelabros que te brillaban en los ojos cuando mirabas al vacío muro pintado de gris marengo o hueso o crema o leche o decorado con cuadros y láminas. Podrías venir más a menudo y dejarte ver. Dejarse ver desmonta a cualquiera.

Anuncios

Un comentario en “Escena cotidiana. Prolongación del dolor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s